electric_lady-b24eeceb8192d026ade6de8a7046f9b3eee2bcfad0673e88c245d3694271c707En el período de 1996 a 2002, Questlove, D’Angelo, Common, Erykah Badu, James Poyser, J Dilla, Bilal, Q-Tip, Mos Def y Talib Kweli convirtieron el estudio Electric Lady en el núcleo de la innovación musical. Inspirándose en lo que les rodeaba, el colectivo trabajó en un puñado de inolvidables álbumes.

En Electric Lady no se había visto tal actividad desde hacía tiempo. Mucha música que definió una época como la de Stevie wonder, David Bowie y otros artistas que habían sido grabados allí, pero el estudio había quedado un poco en el olvido cuando Russell Elevado, Questlove y D’Angelo establecieron su residencia allí.

En esta historia, Questlove y Rusell Elevado junto con Bilal y James Poyser relatan este período de enorme creatividad.

Rusell Elevado

D’Angelo y yo estábamos sacando ideas para el álbum (Voodoo), escuchando discos. Me di cuenta de que “music of my mind” y “talking book” estaban en su colección. Los cogí y le mostré que Stevie hizo esos discos en Electric lady. Esto fue cuando él estaba empezando a meterse con la música de Jimi Hendrix. Le dije que debería ir a Electric Lady estudio para grabar el álbum. Él no tenía ni idea que Electric Lady estaba todavía operativo. Tan pronto como entramos en el Studio A, el cual seguía igual excepto por el suelo y una pared, inmediatamente sentimos vibraciones positivas. Puedo decir con convicción que nosotros le devolvimos la vida a aquel lugar. No tenían mucho trabajo por aquel entonces. Si te fijas en su historia, verás un gran pico de actividad que empieza en 1996. Literalmente le sacamos el polvo al Fender Rodhes que estaba allí. Yo le saqué el polvo a los micrófonos.

 Questlovequestlove

En nueva York con The Roots estábamos siempre metidos en el Battery Studio. Elegimos Battery Studio porque era donde Q-tip, Ali Shaheed Muhammad y Phife grabaron todos sus álbumes con ATCQ. Recuerdo que D’Angelo tenía una sesión que hacer para la banda sonora de una película y lo grabamos en el Battery. Yo estaba extasiado con la canción, pero él dijo “Esto no tiene el rollo que estoy buscando . No te preocupes, la próxima semana vamos a ir a la casa que Jimi construyó”. Yo estaba como, “¿qué?” y él dijo, “si tío, nos vamos a ir a Electric Lady Studio”. Al principio, yo ya sabía que allí se habían hecho un montón de discos clásicos. ¿Por qué quería ir a Electric Lady Studios?  Y como luego resultó, D’Angelo ya tenía un pié metido en el futuro. Simplemente sabía que el lugar estaba bendecido. Dijo, “eh tío, el estudio ha sido bendecido por los espíritus. Tenemos que ir allí, es lo correcto”.

Yo en realidad no conocía la historia del estudio, pero cuando llegué allí, el diseño del lugar era totalmente místico. Primero de todo, el diseño original era circular. Parecía un globo y era precioso, y lo que fue extraño es que nuestro primer día en el estudio fue realmente la última semana de esa vieja estructura, porque la familia que había comprado Electric lady estudios decidió tirar abajo esa bonita esfera circular de ladrillos que Jimi había hecho para el estudio. Querían hacer la fachada de un edificio normal, creo que pensaron que si aquella aventura les salía mal, podrían vender el edificio y sacar un buen beneficio de ello.

Bilal

No me di cuenta de que Electric Lady Studio estaba allí, pues había pasado por delante muchas veces. Mi universidad estaba justo en la calle de enfrente del estudio. Habíamos estado delante del edificio todo el tiempo y no sabíamos lo que era (risas).

Questlove

Recuerdo que en el primer día de grabación cuando eran las tres de la mañana D’Angelo, Rusell Elevado y yo dijimos: “No podemos permitir que esta gente nueva arruine la visión de Jimi.” Estuvimos todo el día admirando las pinturas y los collages de la pared. Estábamos totalmente asombrados. Al entrar al edificio era como si entraras dentro de una nave espacial. Decidimos entonces que nos íbamos a levantar a las nueve de la mañana y permanecer delante del edificio, así ellos no podrían tirar el muro (pared). Íbamos a estar de pie en frente de la propiamente misma bola de demolición y no permitir que lo tiraran abajo (risas).

Esta conversación que tuvimos fue a las cuatro de la mañana. Puse mi reloj a las ocho de la mañana, por eso cuando me levanté llamé primero a D’ Angelo para asegurarme que todavía íbamos a hacerlo. Estaba hospedado en el Paramount Hotel así que le llamé desde allí y respondió al teléfono medio dormido. Le pregunté “¿Todavía vamos a hacerlo?” él dijo, “¿Hacer el qué?” yo le respondí “¿Vamos a ir a impedir que tiren el muro y ponernos delante de la bola de demolición? ” Él dijo, “No tío, me voy a dormir” (risas).

 

electric-lady-bwRussel Elevado

Empezamos nuestras primeras sesiones allí a finales de 1996. Llegábamos allí muy temprano. En los inicios de 1997 ocupamos el estudio A casi todo el año. Allí no se hacían mezclas. Era simplemente tocar y grabar todo un año completo. Se hicieron toneladas de grabaciones . Gastamos casi 200 rollos de cinta aquel año. Creo que llegamos a Electric lady en el momento justo. Tenían sus clientes habituales que habían estado viniendo durante años, pero no había mucho jaleo por allí hasta que llegamos nosotros y empezamos a trabajar. Todo el mundo empezó a visitarnos en el estudio. La gente estaba empezando a oír que estábamos trabajando en algo. Tuvimos a grandes estrellas como Mariah carey, Lauryn Hill, Q-Tip, Eric Clapton, Chris Rock, Rick Rubin, sin mencionar la gente y artistas tan increíbles que se involucraron en el Voodoo.

Questlove

Cada día era una nueva aventura. Por ejemplo, Pino decía, “ ok, estaré aquí dos semanas, vamos a sacar provecho de esto”. Lo mismo pasó cuando Charlie Hunter se subió al carro. Disponíamos de tres semanas con él, después se marcharía. A mi me pasaba lo mismo, pero no quería perderme nada de toda esa magia. A veces me iba a casa y entonces D me llamaba y decía “ hey, tienes que escuchar lo que Charlie hizo anoche”. Me ponía algo y lo escuchaba con envidia porque no estaba allí para la magia. Supe al instante que cualquier álbum de los que estábamos haciendo serían históricos. Lo supe al instante, por eso no quería perderme nada, incluso si eso significaba tener que instalarme en el mismo estudio, y es lo que acabé haciendo.

Bilal

Tenía un saco de dormir allí porque nunca quería marcharme. Quería quedarme a vivir allí.

Low rez jpeg for web use only

Questlove  

Cuando D’Angelo hacía sus vocales le gustaba estar solo y apartado. La mayoría del álbum Voodoo se realizó en dos cintas de dos pulgadas. Con el Pro Tools podía pasar nueve horas con las vocales. En cintas de dos pulgadas las canciones podían durar como cuatro días con todas esas subidas y bajadas complicadas y ondas de partes vocales. Por eso, los días que estaba inmerso con sus vocales, me iba a Filadelfia para grabar con The Roots.

Después de un tiempo era agotador. De repente, empezamos a usar el estudio B de Electric Lady. D’Angelo empezaba el día a las seis de la tarde. Me llamaba para quedar sobre las dos de la tarde, pero los dos sabíamos que eso significaba las seis o las siete de la tarde. Habiéndome instalado en el estudio A, decidí aprovechar la situación porque en aquel momento todo el mundo estaba empezando a notar lo que estaba saliendo de la 52 W. 8th St.

Diría que en Electric Lady la actividad iba a todo gas a principios de 1998. El típico día en Electric lady, desde el punto de vista de D ‘Angelo, empezaba a las seis de la tarde cuando llegaba al estudio él, que venía a menudo del gimnasio. Si lo recuerdas estaba muy en forma. Fue cuando escuché sobre la dieta de los nueve carbohidratos. Si ibas a la sala de descanso, allí habían 20 piezas de bacon de pavo y un puñado de lechuga. Ése era el snack de D’Angelo. Yo me instalé allí. Había una TV y un vídeo dentro de la sala de descanso. Antes de que saliera Youtube, yo era Youtube. Me iba a Europa y Asia y volvía con la bolsa más grande reventada de 40 o 50 cintas de VHS con todos los conciertos de Prince, episodios de Soul Train, todos los conciertos de Michael Jackson, Al Green, Stevie Wonder y Marvin Gaye.

common-net-worthRussel Elevado

Estudiábamos mucho. Algo que D descubrió durante aquel tiempo era que Prince no sería el mismo sin la influencia de Jimi Hendrix. Entonces empezó a darse cuenta de que todo el mundo estaba influenciado por Hendrix, desde George Clinton a Stevie Wonder. Estaba al tanto de toda la música que más le gustaba. Por aquel tiempo, Erykah y Common escuchaban a Led Zeppelin y Pink Floyd. Parecía que se estaban interesando por el lado del rock psicodélico de la música mientras estaban en la casa de Jimi. Todos estaban intentando perfeccionar el sonido soul/funk de Marvin Gaye. Se formaban de verdad. Recuerdo ir a tiendas de discos en donde Questlove y D’ Angelo se gastaban como unos 2000 dólares en discos. Al salir de la tienda solo querían volver al estudio para escucharlos. En el momento que empezaban a escuchar todos aquellos discos, se improvisaba una jam sesión.

Questlove

La mayor parte del tiempo nos lo pasábamos sentados viendo vídeos de Prince, y de esta manera empezaría todo el proceso. Nos sentábamos enfrente del televisor de siete de la tarde a nueve. Veíamos esas performance una y otra vez, ¡Estábamos enganchados! Escuchábamos esos conciertos a través de los altavoces a todo volumen, era como estar en el concierto mismo. D decía “¡yeah!, ¡Esto es lo que quiero hacer!”  El objetivo final del Voodoo era construir el voodoo show. La única forma de construir el show era hacer un álbum que lo complementara. Una cosa de la cual siempre nos dábamos cuenta de Prince, era que él hacía la versión del álbum tal y como era en el álbum, pero lo llevaba a otro nivel cuando actuaba en un concierto.

De 9:30 a 9:45 íbamos a la sala A. D’angelo iba a su puesto y yo  al mío. Yo tenía aquella pequeña cápsula. Piensa que era un invernadero en miniatura que podías comprar en unos grandes almacenes. Tiempo atrás lo podías comprar en Sears. Ahí era donde tenía mi batería colocada. Era como una nave espacial dentro de otra nave espacial.

bilal-holiday-jam-2013-source-okayplayerBilal

La habitación era tan grande que podías poner allí todos tus artilugios. Era un trabajo de ensueño para todos los técnicos que trabajaban allí, por eso teníamos los mejores, y todos ellos eran tíos experimentados, los cuales conocían bien su oficio. Ahmir (Questlove) construyó su propia jaula con todas aquellas tablas gigantes. Se puso un montón de sábanas sobre ellas y dentro tenía su batería. Apenas podías verle, estaba todo oscuro. Todo lo que podías escuchar era la batería.

Questlove    

Yo entraba allí, D’Angelo entraba en su sala, entonces repetíamos el concierto entero de Prince que justamente acabábamos de ver hacía un par de horas. En medio de la jam conseguíamos unos buenos ocho compases de un momento mágico, y nos decíamos “ Sí, esto es bueno. ¿Cómo podemos coger toda esa energía y hacerla palpable en el disco? Porque si podemos hacer esto en concierto, podemos hacerlo tan bien como lo estamos haciendo ahora”. Estábamos como una hora para poder bajar el ritmo a una velocidad normal de 80 bpm en vez de los 120 bpm. Escribíamos la canción en el mismo lugar. Puedo decir que el manager estaba asustado porque lo que hacíamos era muy crudo y nada comercial. Tenías que saber lo que estaba sonando en 1998. Era la época del “shiny suit movement”. El típico R&B era Carl Thomas y Mary J Blidge.

Eddie Kramer vino con esas cintas de Jimi Hendrix y nosotros pensamos “¡Ey, esa es la clase de rollo en la que estamos metidos!” creo que el manager estaba asustado porque así es como era los primeros siete meses. Veíamos vídeos y pretendíamos ser una banda solamente él y yo. Después de una hora nos sampleábamos a nosotros mismos. Volvíamos y escuchábamos lo que habíamos hecho. Él decía, “¿Qué es eso que acabas de hacer?”  Volvíamos a escucharla otra vez  e intentábamos entender lo que habíamos hecho para convertirlo en lo que llegaría a ser el Voodoo. Por eso tardamos 5 años en sacarlo. Esto iba desde las 7 de la tarde y empezábamos a flojear sobre las 5 de la mañana. Tenía dos opciones: podía irme al hotel y regresar a las 10 de la mañana, o podía dormir en la sala de descanso y esperar que Common llegara.

Russel Elevado

Questlove fue el primero en traer gente allí. Le dijo a todo el mundo lo que estaba pasando. Él era el twitter antes de que twitter existiera ( risas). Trajo a Common y Erykah al estudio. Tenía una visión para el álbum de Common “Like water for chocolate”, y la misma visión tenía para Erykah y James Poyser. Quería que pillaran las vibraciones que estaba cogiendo en Electric Lady. Era un rollo super orgánico, lleno de Soul y psicodélico. Electric lady sacó un cierto tipo de vibración psicodélica en D’Angelo y en todo el resto, incluido yo mismo.

Questlove

El primero en soltarlo fue Common, decía: “ Sólo quiero pillar algunas cosas sueltas de todo esto. Incluso yo sé que algo de lo que hay aquí es mejor que cualquier cosa que nadie esté haciendo ahí fuera. Lo que otra gente está haciendo suena normal, pero esta movida que hacéis suena futurista y urgente, y yo quiero un trozo”.

Bilal

Recuerdo conocer a Prince un día en el estudio. Tocó en el álbum de Common, Electric Circus. Cuando le conocí era testigo de Jehová y yo no lo sabía. En esa época yo solía decir muchos tacos. Ahmir estaba detrás de mí gritándome NO! NO! PARA! ( risas). A Prince no le gustaba escuchar tacos, pero tampoco le importaba. Ahmir pensaba que me iba a echar de la sesión. Después de un tiempo, me di cuenta de lo que estaba pasando y paré de decir tacos. Cuando era pequeño, mi madre era cristiana y mi padre era musulmán. No sé que pasó, pero de la nada Prince y yo empezamos una discusión religiosa. Era un poco surrealista.

source-beattipsQuestlove

Las sesiones de Common eran divertidas porque J Dilla tomó el mando.

Bilal

J Dilla tenía su propio set montado en la sala de control donde estábamos. Estaba dándole a los bajos en el Moog (sintetizador) junto con Ahmir que tocaba la batería. La manera en que se organizaba y movía, parecía que hiciera hablar al sintetizador. Yo no sabía que era un tipo tan enfermo por la música. Sonaba como Pino Palladino o alguien así tocando el bajo, pero Dilla solo estaba liándola con el sintetizador.

Questlove

Un día, para no aburrirnos, hicimos una competición de beats. Claro que sabía que iba a perder porque J Dilla era dios (risas). Me dejaba elegir sus discos, y aun así me machacaba. El mejor ejemplo fue cuando dijo “puedes escoger cualquier disco para mi”. Le di Street Songs de Rick James. Pensé que no encontraría nada en un disco de funk comercial de 1981 ya que tenía una visión muy limitada del hip hop. Le dije que usara el tema de “Give it to me Baby”.

Pensé que la canción era demasiado rápida para poder usarla. No había breaks de batería. Tenía un sonido demasiado comercial. El beat sonaba como algo que MC Hammer o Vanilla Ice habrían usado. Cogió la intro y cortó el bajo de manera precisa y la ralentizó. instantáneamente Common dijo, “Esta va a ser la segunda canción de mi disco” yo estaba como “¿Qué?” Dilla hizo el beat y acabó siendo “Doonit” del disco Like Water For Chocolate.

Fué entonces cuando me di cuenta de que tenía todos los discos del mundo, pero en realidad no los había escuchado. Esto es lo que Dilla hacía; escuchaba la música. La mayoría de los beatmakers la escuchan por encima. Compran muchos discos pero no tienen la paciencia de sentarse y escuchar durante media hora. Algunos de sus mejores samples vienen en los últimos 40 segundos de la canción. Había una canción de Laura Nyro que una vez utilizó. Duraba nueve minutos. Después de escucharla como cinco minutos, dije “Aquí no hay nada”, y la salté. Él la escuchó cinco veces del tirón, y entonces los últimos 30 segundos antes de que se acabará, un segundo de magia apareció. Sabía cómo convertir una zanahoria en un menú completo.

James Poyser

Hubo un tiempo en el que trabajábamos en las tres habitaciones simultáneamente. Todas las habitaciones vibraban.

Bilal

D’ Angelo estaba tocando con Mos Def y éste tocaba el bajo. Mucha gente no sabe que Mos es muy bueno tocando el bajo.

James Poyser

Iba al estudio a trabajar con una persona concreta, y mientras estaba allí, me encontraba con otra persona y empezábamos a trabajar juntos.

Questlove

La gente me preguntaba “Oye, si no vais a utilizar esto, ¿puedo cogerlo? “ un gran ejemplo de esto era la canción “Chicken Grease” del álbum Voodoo de D’Angelo. En realidad estaba hecha para Common. La canción “Geto Heaven” del álbum de Common estaba hecha para el Voodoo. Esta era la canción en que Lauryn Hill y D’Angelo supuestamente iban a hacer un dueto. Cuando quedó claro que Lauyn Hill no iba a estar disponible para cantarla en el álbum, Common le preguntó “Por favor, ¿me puedo quedar este tema? “

Pero lo que Common no sabía era lo que D’Angelo me dijo “eh tio, no puedo permitirle tener este tema de funk que hicimos. Common no sabe qué hacer con este tema. Este es el funk que yo necesito. Sabes bien que es el funk que necesito. Common no sabe que hacer con este funk” . Entonces, tuve que intervenir y establecer un acuerdo de paz. Le dije a Common “si le das Chicken Grease, tú puedes quedarte con Geto Heaven”.

tk

James Poyser

Recuerdo estar trabajando en el álbum de Erykah Badu Mama’s Gun y estábamos intentando acabar el álbum porque ya íbamos mal con el deadline. Teníamos las tres habitaciones para nosotros y una más en la parte alta de la ciudad en Sony Studios. Hacíamos las mezclas en una de las habitaciones, terminábamos las voces en otra, y los teclados y los arreglos en otra habitación. Me sentía como en casa allí dentro, es la mejor manera de describirlo.

Questlove

Algunos de mis momentos más épicos y cómicos en la batería aparecen en el disco Mama’s gun. Hay un momento en el tema 2000 donde se me escucha por un buen tramo de 20 segundos, donde ella esta cantando al final de una canción, y yo literalmente estoy roncando. Se escucha la baqueta caer al suelo. El sonido me despertó. Estaba tocando la batería con solo una baqueta, era el final de la canción y se hizo el fade out. No pensé en ello en ese momento.

Durante cinco semanas trabajé en el álbum, estaba más enfermo que nunca. Recuerdo tener un cubo para vomitar al lado de mi batería. Estaba muy, muy enfermo durante todo ese período, pero a pesar de todo, seguía siendo divertido. Todas las sesiones eran divertidas.

Russel Elevado

Me encantaría que pudiéramos publicar esas sesiones, tío, y hacer un álbum completo con ellas. Sería realmente increíble. Después de tantos años, no tengo ni idea de donde han ido a parar esas cintas. Has de tener en cuenta que todo lo que se grabó, se grabó en cintas, por eso muchas de las cintas ahora no se pueden encontrar.

Questlove

Electric Lady fue elegida por su equipo vintage. Yo tuve que aprender a tocar la batería suavemente. El proceso de muchas cosas fue a través del ensayo y error. Había una curva de aprendizaje. La canción de D’Angelo “Playa playa” es un buen ejemplo. En mi primera toma en“Playa playa” yo estaba dándolo todo con el pedal. Estaba casi de pie como intentando hacer un agujero en el bombo. Rusell me dijo, “No necesitas hacer eso, cuanto más suave lo tocas, mejor suena”.

Utilizamos el equipo más clásico, de la época. El mismo Fender Rhodes y clavinete que Stevie Wonder utilizó en Talking Book, incluyendo “Superstition”, estaban todavía en el estudio. El set de d’Angelo incluía el clavinete, Fender Rhodes, un piano clásico; su lado hip hop nunca dejaría ese maldito ASR 10 (teclado) por nada. Todavía hoy tiene el disquette del ASR 10. En cuanto a mi, yo utilizaba una Ludwig kit (batería) vintage de 1968. Pino Palladino utilizaba aquellos bajos eléctricos de precisión de los años 50. Rusell Elevado siempre utilizaría aquellos viejos micrófonos Royer.

Russel Elevado

El estudio Electric lady original solamente tenía la habitación principal, que era el estudio A. La mesa original del estudio A era un aparato muy especial. Era un Focus Right. Su sonido era increíble y único. Nuestros proyectos fueron los últimos en utilizar esa mesa. Me entristeció verlo desaparecer. Era único.

Bilal

Muchos descubrieron maneras para grabar con aquella mesa en lugar de ir a la sala grande. Gente como Marvin Gaye o Sly Stone solían grabar en la mesa tiempo atrás. Marvin solía cantar detrás de la mesa con el micrófono. Encontraron la “zona muerta” de la habitación y ponían el micrófono allí para que no hubiera feedback. Se podía cantar allí con los altavoces y todo encendido. Es casi como si estuvieras cantando en vivo porque puedes sentir la música, en lugar de la música saliendo a través de los auriculares. Conozco a D’Angelo, Erykah y todos ellos eran muy buenos con este rollo.

Mu gustaba hacer todo tipo de cosas con mi voz y vocales de fondo al estilo Parliament y Funkadelic. Manipulaba el magnetófono con mi voz. Solía ralenterizar la cinta y acelerarla, si quería que mi voz fuera realmente alta o si quería mi voz muy baja. Me encanta crear un montón de ruido blanco, por eso tenía micrófonos puestos por todo el edificio para grabar sin más. El lugar te hacía ser curioso por ver si se te ocurría algún sonido y lo encontrabas en la habitación. Uno de los ingenieros, Steve Mandel, también era un genio. Si tenías un sonido en la cabeza, se pasaba todo el día intentando sacarlo. Creo que era el espíritu de Jimi, porque era todo lo que hacía en el estudio. Intentaba encontrar aquellos sonidos nuevos que escuchaba en su cabeza. Creo que esa energía era contagiosa para todos nosotros en aquella época.

jp-hendrix-2-popupQuestlove

Recuerdo que Common fue a una audición para una película opera de hip hop llamada Carmen protagonizada por Beyoncé. Se pasaba todo el día diciendo que le darían el papel principal y que ella iba a ser la protagonista junto a él. Pero al final perdió el papel principal frente a Mos Def. Recuerdo que nos reímos de él aquella noche. Recuerdo a James Poyser cantando un verso de  “Bills, Bills, Bills” de Destiny’s Child y yo tocaba un trozo de “Umi Says” en broma. Durante 3 o 4 minutos todo eran bromas, entonces a los 7 minutos apareció Bilal y se puso a cantar. Pensamos “esto es brutal”. Cuando la gente escucha “Sometimes”, preguntan “¿Por qué el principio suena como Bills, Bills, Bills?”. Bueno, esa fue la premisa de la canción. Estábamos tomándole el pelo a Common por perder el papel frente a Mos Def. Durante el proceso, escribimos una de las canciones más famosas de Bilal.

James Poyser

Había un gatito marrón claro que rondaba por ahí y se metía en todas las habitaciones del estudio.

Bilal

Todo el mundo decía que el espíritu de Jimi estaba dentro de ese gato. Recuerdo cuando el gato estaba por ahí y, si estaba en tu habitación, realmente escuchaba lo que hacías. Le dejaron deambular libremente. Me gustaba tener las puertas abiertas mientras estaba grabando por el ruido blanco. El gato ronroneaba en mis sesiones.

James Poyser

Si había una canción que no le gustaba, saltaba y se iba corriendo de la habitación. Nunca lo olvidaré, y no voy a decir quien, pero uno de los artistas tocó una canción en concreto, y el gato estaba tumbado encima de la SSL, y cuando la canción empezó a sonar por los altavoces, el gato hizo un ruido, saltó de la SSL y corrió fuera de la sala. No se puede hablar de aquella época en Electric Studio sin mencionar a Jimi The Cat.

Questlove

Siempre supe que James Poyser y yo habíamos nacido en enero. Fue J Dilla quien me hizo prestar atención a este dato. Un día J Dilla dijo “Un momento, yo he nacido el 7 de febrero.” D’Angelo dijo, “Yo he nacido el 11 de febrero”. Entonces James dijo “Yo he nacido en enero, y soy acuario también! “ yo dije, “Bueno, yo he nacido el 20 de enero”. Además, el último de los grandes guitarristas de The Soultronics, Jef Lee dijo “Yo también soy acuario”. Entonces Common y Erykah entraron y Erykah dijo, “Yo nací una semana tarde para ser acuario, soy piscis, pero al menos he nacido en febrero”. Common no quería quedarse fuera y dijo “Yo he nacido en marzo. Soy como vosotros, de alguna manera soy acuario.” Nos dimos cuenta de que seis o siete de nosotros éramos acuario. Nos sentíamos unidos.

La foto de la revista Vibe fue el comienzo del fin. Cuando salió el número, todo el mundo estaba furioso. El número empezaba con una presentación sobre mi. La gente de la Vibe tenía la idea de que yo estaba trabajando en los discos de D’Angelo, Erykah, The Roots, Jill Scott, Bilal, Mos Def, Talib Kweli, Common, Slum Village, y la productora Nikka Costa’s. En total estaba trabajando con 17 artistas diferentes. Era realmente un blanco perfecto para cualquier alabanza desagradable. Yo venía de una comuna. Esto no era el trabajo de un solo hombre. Me sentía muy incómodo aceptando un título o alabanza. Insistí a los de Vibe que podían contar la historia, pero tenían que redactarlo como que éramos una familia y no una sola persona.

El problema era que no teníamos ningún nombre, pero el periodista que estaba todo el día con nosotros decía que nos llamábamos soulquarians entre nosotros todo el tiempo. Yo le expliqué la diferencia, le dije que Soulquarians éramos yo, James, D ‘Angelo y J dilla. Los Soultronics eran el grupo que estábamos montando con D’Angelo. Por eso cuando nos hicieron la foto y luego vi la portada de la Vibe ponía The Soulquarians. Yo estaba en Chicago cuando vi la portada y me dije, “oh mierda, esto es malo”. A partir de entonces, todas las llamadas que recibía de la gente decían “Tío, parece que estoy trabajando para ti. Yo no soy acuario. Yo soy yo mismo”. Literalmente, aquí es cuando todo se vino abajo.

En la época que grabamos el documental Block Party de Dave Chappelle, ya sabía que esa era la última vez que los “Electric Eight” iban a estar juntos. Mos Def, Common, Bilal, D’Angelo, Erykah, James Poyser, J Dilla y yo. Sabía que era nuestro funeral. Sabía que el próximo renacimiento no iba a ser Roots-centric. Viendo a Kanye West con la banda de música en esa película, sabía que yo ya no iba a estar en el núcleo del próximo movimiento. Él iba a ser el líder, y yo tendría que aceptarlo.

 

Este texto fué extraído y traducido del artículo original de Chris William en la web de Red Bull Music Academy: http://daily.redbullmusicacademy.com/2015/06/the-soulquarians-at-electric-lady

100